Los valores que caracterizan a Lexus son claros: refinamiento, lujo y confort. Todos ellos integrados en una personalidad propia, que se ha ido conformando en los 25 años de vida de la marca creada por Toyota, destinada al segmento premium.

 

Pero si hay algo intrínseco a Lexus y que forma parte de su ADN es la tecnología híbrida. Hace ahora 9 años, en 2005, la marca fue pionera al lanzar al mercado el primer todocamino con este tipo de tecnología: el RX400h. Hoy en día, el segmento de los vehículos Premium equipados con esta tecnología es un ámbito donde la marca goza prácticamente del monopolio.

Más de la mitad de los vehículos que Lexus vende hoy en día van equipados con ese tipo de propulsión, y toda la gama cuenta con el sistema Lexus Hybrid Drive. Incluso en España, donde la concienciación ecológica no tiene el mismo calado que en otros países, el 99% de los Lexus entregados montan este tipo de tecnología.

Pero la marca quiere ir más allá, y además del respeto medioambiental y la tecnología de vanguardia que ofrecen en sus modelos, ahora busca una mejora en su diseño y aspecto de sus vehículos. Y como declaración de principios llega el nuevo NX, con unas líneas mucho más agresivas y diferenciadoras para distinguirlo de sus competidores. Y es que el Audi Q5, el BMW X3 y el Mercedes GLK son rivales de mucho empaque, aunque más conservadores y tradicionales, si bien el GLK muestra unas peculiares formas cuadradas.

Un diseño más arriesgado y diferenciador, pero que no deja de lado el cuidado de cada detalle, como sus estilizadas manillas de las puertas, donde el hueco para la llave de emergencia va escondido, o sus bellos retrovisores, faros y pilotos de LEDs, perfectamente integrados en la estética del vehículo.

Interior impecable

Aunque destacamos el exterior del NX no podemos dejar de lado su interior, que tampoco deja indiferente. Como novedades presenta una superficie táctil en la parte baja de la elegante consola central, y desde la que podemos manejar de forma intuitiva y similar al ratón de un ordenador portátil la pantalla del sistema de entretenimiento e información.

El salpicadero está rematado en cuero, y su acabado, como el del resto del coche, no tiene nada que reprochar.

También cabe destacar la comodidad de sus asientos, además del amplio espacio del que disponen los pasajeros en la parte trasera, suficiente para adultos que superen el metro ochenta de estatura. Además, los asientos posteriores son reclinables y se pueden abatir en una proporción 40/60. Existe la posibilidad de hacerlo mediante un mecanismo eléctrico, manejable desde tres puntos: desde el panel de instrumentos, desde la parte de los pasajeros de atrás o desde el maletero. Un maletero que ofrece una capacidad notable.

El Lexus NX también ofrece otra novedad, un soporte inalámbrico para cargar teléfonos móviles. Una carga que se consigue con sólo colocar el Smartphone sobre la placa situada en el interior del reposabrazos central. Y, para completar las curiosidades tecnológicas en las versiones más sofisticadas de la gama, se ofrece un monitor panorámico de 360 grados, que permite ver todo lo que hay alrededor del coche desde arriba para facilitar las maniobras; o también un sistema de sonido envolvente Mark Levinson con una función que es primicia en un automóvil, la Clari-Fi TM, para analizar y mejorar la calidad del audio de cualquier tipo de fuente comprimida o digitalizada de música.

Las opciones de acabado son diversas, desde detalles en aluminio pulido hasta la de fibra de carbono. Aunque hay una que destaca sobre el resto, la de madera Shimamoku, que ofrece un aspecto similar a los mejores pianos de cola y además, gracias a su proceso de pulido, impide los reflejos.

Seguridad avanzada

Un aspecto que tampoco pasa desapercibido en el Lexus NX es la seguridad. En las versiones intermedias ya dispone de un equipamiento de serie que cuenta con el sistema avanzado de precolisión, que combinado con el control de crucero adaptativo detecta posibles colisiones a cualquier velocidad con objetos situados delante, y activa los frenos de forma autónoma para evitar o disminuir las consecuencias del impacto.

Otros mecanismos disponibles son el control de estabilidad, la alerta de cambio de carril, el head-up display para tener enfrente la información más relevante sin apartar la vista de la carretera, el avisador de ángulo muerto en los retrovisores o la alerta trasera de tráfico cruzado, que nos avisa si se aproxima un coche mientras damos marcha atrás para salir del lugar de estacionamiento en batería.

En cuanto a la oferta de motores que ofrecerá el NX, estará formada por dos propulsores distintos: un gasolina de 2 litros y 238 caballos de potencia, y por supuesto la oferta híbrida, compuesta por un motor de gasolina de 2.5 litros y uno o dos motores eléctricos, que desarrollan una potencia conjunta de 197 caballos. Esta última será la que se comercialice inicialmente en España a partir del mes de octubre, y para la otra habrá que esperar hasta febrero de 2015. El consumo medio del híbrido se sitúa en 5 litros, con unas emisiones de CO2 de 116 gramos por kilómetro.

En ambos casos se va a poder elegir entre la tracción delantera o un sistema 4×4 diferente para cada uno de ellos. El Lexus NX 300h, el híbrido, llevará un único motor eléctrico en la variante de dos ruedas motrices y un segundo motor para el eje trasero, que es el que permitirá su funcionamiento con tracción a las cuatro ruedas cuando sea necesario. Por su parte, el NX 200t cuenta con un diferencial electrónico que, en función de las condiciones del terreno, puede pasar el 100% de la fuerza a las ruedas de delante o distribuirla hasta en una proporción 50:50 entre ambos trenes.

La versión híbrida utiliza la clásica caja de cambios automática de variador continuo, un sistema que aunque no es demasiado fino y produce un incómodo resbalamiento en aceleraciones fuertes, se ha mejorado bastante, sobre todo cuando utilizamos el modo de conducción Sport de los tres disponibles (junto al Eco y al Normal).Para el 200t se ha montado una nueva caja de cambios automática de seis velocidades que, sin ser excesivamente rápida, sí funciona con más suavidad.

Cómodo y estable

El comportamiento en carretera es excelente, y el coche ofrece comodidad a los pasajeros y mantiene con aplomo el coche en las zonas de curvas, gracias a la rigidez del chasis y la buena puesta a punto de las suspensiones.

También se ofrecerá una versión más deportiva del modelo, la F Sport, que aporta algunos toques de diseño distintos en el interior y exterior, que realzan esas características deportivas.Además llevará unos amortiguadores específicos de tarado ligeramente más duro, así como una suspensión adaptativa que ha ganado mucha rapidez en los tiempos de respuesta (antes de 80 milisegundos y ahora sólo de 20).

En España se comercializarán cinco versiones: Eco, Corporate, Executive, Sport y Luxury, con unos precios que empiezan en los 38.300 euros y llegan a los 62.000 del más equipado de la gama, un vehículo que incorpora de serie todos los elementos que se ofrecen como opción en ciertas variantes. El modelo de más venta será el Executive, que cuesta 46.700 euros y que en su lanzamiento dispondrá de control de crucero adaptativo, sistema de seguridad precolisión y sensores de aparcamiento sin sobrecoste.

Miguel Carsi, director de Lexus en España, se mostraba muy ilusionado en la presentación internacional del nuevo NX, que espera se convierta en el modelo más vendido de la gama, aunque con cifras similares al RX. “En un mes hemos recibido más de 200 pedidos sin que los clientes hayan podido probar el coche, lo que da una idea de la buena acogida que está teniendo”, nos comentaba. “Nuestras previsiones son entregar unos 100 vehículos al mes, pero estamos intentando que nos envíen algunos más desde Japón para la etapa de lanzamiento, pues no vamos a poder atender todos los pedidos”, destacaba Carsi.

Respecto al comportamiento de la marca en nuestro país, el director de Lexus confirmaba que “somos el número uno de Europa por cuota de mercado”. Antes de la crisis, en 2007, se llegaron a vender 4.000 unidades en un año, una cifra que se redujo a poco más de 2.000 en 2013. “Pero somos optimistas para este año, donde en el primer semestre han aumentado las ventas un 47% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, con todos nuestros modelos creciendo por encima del 30%, lo que da una idea de la solidez de nuestros productos”, añadía Miguel Carsi.

En cuanto a las previsiones mundiales, Lexus espera entregar más de 500.000 coches este año y su objetivo es superar el millón de unidades en 2020.