La marca automovilística británica Aston Martin ha desvelado su nuevo modelo V12 Vantage S, que sustituye al V12 Vantage y desarrolla una potencia máxima de 573 caballos, lo que le convierte en el modelo más rápido de la gama de la compañía, a excepción del One-77, al alcanzar 330 kilómetros por hora.

El consejero delegado de la firma, Ulrich Bez, explicó que este vehículo es un Aston Martin “puro”. “Es extremo en su naturaleza, al tiempo que verdaderamente atemporal en su lenguaje de diseño”, añadió el directivo de la corporación.

El nuevo automóvil de la marca británica incorpora una motorización de gasolina V12 de 6.0 litros que se asocia a una nueva transmisión automática Sportshift III de siete velocidades con levas en el volante. Con este propulsor, el coche es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 330 kilómetros por hora.

La caja de cambios ha sido diseñada y desarrollada para explotar el potencial deportivo completo del motor V12. La transmisión Sportshift III automatizada de accionamiento hidráulico ofrece un estilo deportivo, otorgando un rendimiento óptimo y eficiente. La unidad también es considerablemente más ligera que la anterior caja de cambios manual de seis velocidades, ahorrando 25 kg.

El V12 Vantage S ha sido desarrollado con materiales ligeros, como el aluminio, lo que permite que su peso total se sitúe en 1.665 kilogramos. La firma ha utilizado tecnología del mundo de la competición para mejorar las prestaciones deportivas del modelo.

El coche cuenta con un sistema de amortiguación adaptativa que consta de tres posiciones: «Normal», «Track» y «Sport». Los tres modos ofrecen una amplia franja de rendimiento, muy dinámico, pudiendo ser ajustados en cualquier momento por el conductor. El sistema de dirección asistida del volante también puede ser ajustado.

A la par que el sistema de amortiguación adaptativa ampliada hay un modo «Sport» , controlado a través de un botón en la consola central, que altera la respuesta del acelerador, la velocidad de la caja de cambios y el sonido del escape, haciendo que, una vez más, se pueda ajustar el carácter del coche a las necesidades del conductor.

Este automóvil coupé de dos puertas cuenta con sistema de iluminación LED, así como con discos de freno cerámicos, con control dinámico de estabilidad, distribución electrónica de la frenada, control de tracción o tres modos de suspensión diferentes.

Entre los elementos de equipamiento que monta, se encuentran el control automático de la temperatura, tapicería de piel, sistema de navegación por satélite, sensores de aparcamiento traseros, control de presión de los neumáticos o dispositivo de sonido con cargador de seis CD.