descargaConsejos para conducir en invierno

Aunque todavía no lo parezca, el invierno ya está aquí y es una época del año en la que el frío y los cambios bruscos de clima son los protagonistas. Al igual que el calor del verano requiere que prestemos atención a elementos, como la climatización y la refrigeración del coche, en estos meses deberemos prestar especial atención a varios puntos para poder viajar de forma segura y prevenir problemas mecánicos en nuestro coche en invierno.

 

Prepara el coche para el invierno

 El coche debemos tenerlo perfectamente revisado y preparado para el invierno.

El frío supone algunos inconvenientes para la mecánica del coche. Es importantísimo que el líquido refrigerante del motor esté en buenas condiciones para que no se congele (lo que rompería el bloque motor), también la batería sufre más debido a que es más difícil poner en marcha un motor cuanto más frío está y usamos más consumidores eléctricos, como la luneta térmica, el ventilador para desempañar el parabrisas, las luces, etc.

 

Conducir de forma segura en invierno

Consejos para conducir en invierno

La conducción en invierno es delicada y debemos adaptarnos a un clima que puede cambiar bruscamente.

La conducción en invierno tiene sus riesgos. El viento, la lluvia, la nieve y el frío reducen la adherencia del neumático y aumentan las posibilidades de sufrir un accidente.  Te recomendamos que realices cursos de conducción en escuelas especializadas para mejorar tu seguridad y aprender a percibir mejor el riesgo para anticiparte a él. También te damos consejos y trucos para conducir en invierno.

 

Tipos de cadenas para la nieve

Cadenas para la nieve

Aunque lo más recomendable es montar neumáticos de invierno, lo cierto es que en España seguimos sin usarlos demasiado. Si no tienes neumáticos de invierno en tu coche, es imprescindible que lleves un juego de cadenas y, sobre todo, que sepas cómo se montan.

Por cierto, las cadenas se montan siempre en el eje motriz, de modo que debes saber si tu coche es tracción delantera o trasera. En un coche con tracción total, si sólo tienes un juego de cadenas, es mejor montarlas en el eje delantero.